Seleccionar página

Anuncio

Un BUEN CATOLICO…

Un BUEN CATOLICO…

Un hombre mayor, italiano, que vivía en las afueras de Nápoles, fue a la iglesia local a confesarse. Cuando el sacerdote abrió el tablero del confesionario, el hombre dijo:

– Padre… Durante la Segunda Guerra Mundial, una judía hermosa golpeo a mi puerta y me pidió que la escondiera del enemigo. Así que yo la escondí en mi sótano.

– ¡Esa fue una cosa maravillosa que has hecho, hijo -contesto el sacerdote- no tienes la necesidad de confesar eso!

– No Padre, es que ella empezó a agradecerme con ‘favores sexuales’.

– Estando en gran peligro y bajo esas circunstancias, dos personas pueden ser muy tentadas a actuar así. Pero si lo sientes verdaderamente, estas perdonado de hecho.

– Gracias, Padre. Esa es una gran carga que le saca a mi alma. Pero tengo una duda más.

– ¿Y cuál es, hijo?

– ¿Cree Ud. que debería decirle que la guerra ha terminado?

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

No permitas que ningún ser humano te haga caer tan bajo como para odiarle

— Martin Luther King
Escanea el código