Seleccionar página

Anuncio

Tuxpan requiere de un nuevo panteón municipal

Tuxpan requiere de un nuevo panteón municipal

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Royal Garden Hotel

Maples Arce 170 La Calzada, Tuxpan, Veracruz – 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

El regidor comisionado en panteones Daniel Pérez Pérez, indicó que sólo resta 180 lotes en el Panteón Jardín y al no ser viable la ampliación de éste, se necesitará un nuevo terreno para ser utilizado para la última morada de la población que fallece en esta ciudad.

Dijo que hasta el momento no se les ha notificado si se obtendrá un nuevo terreno para ubicar el nuevo campo Santo, aunque existe un proyecto el cual finalmente tendrá que darle continuidad a la próxima administración municipal.

Explicó que desconoce los detalles específicos del proyecto y dijo que todo dependerá del tamaño del terreno que pueda ser donado para utilizarse como cementerio, ya que en el se tienen que contemplar diversos aspectos como las calles que rodean las tumbas y la disposición del tamaño de cada lote que se ofrecerá.

Acotó que en el mismo entendido está el panteón Galeana donde la venta de lotes desde hace años ya se acabó y ahora sólo se expiden permisos para la construcción en los ya existentes, sitio al que también periódicamente se le está dando mantenimiento.

El regidor explicó que en el Panteón Jardín sólo se están vendiendo lotes a aquellas personas que lo requieran para sepultar a un difunto pero no se están vendiendo a personas para que lo puedan utilizar en años posteriores

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

Conservemos nuestras bocas cerradas y nuestras plumas secas hasta que conozcamos los hechos.

— A. J. Carlson
Escanea el código