Seleccionar página

Anuncio

Trabajadores llegan a un acuerdo con Mota Engil

Trabajadores llegan a  un acuerdo con Mota Engil

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Royal Garden Hotel

Proximamente en la Calzada, 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

Hotel May Palace

Avenida Benito Juárez #42 Centro, Tuxpan, Ver. – +52(783)834.8881 – (783)104.0381

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Desde sus inicio, la construcción de la Autopista Tuxpan-Tampico,  ha sido tema de polémica  debido a un sinfín de situaciones manifestadas por la empresa constructora, como de parte de los transportistas que laboran en dicha obra, actualmente y de nueva cuenta la empresa Mota Engil ha dejado de pagar  a quienes aún y a pesar de todo continúan trabajando en la realización  de esta importante vía de comunicación.

Al respecto, Heraclio Martínez, Secretario de Trabajo de la Unión de Camioneros de Tuxpan, indicó que a pesar de que algunos sindicatos mencionaron que la obra se mantenía detenida, esto no era así, pues los representantes de la empresa antes referida ya fijaron una fecha de pago.

Explicó que este martes, integrantes de los diversos sindicatos que laboran en la obra,  sostuvieron  una reunión con representes de Mota Engil, en el municipio Naranjos y se determinó que podría ser en esta misma semana cuando se efectúe el pago de los adeudos.

Sin dar a conocer a detalle lo que la empresa portuguesa le debe a sus trabajadores, mencionó que la construcción lleva un avance del 20 por ciento, aún se mantienen trabajos en los tramos Tuxpan a Naranjos, y que abarca los municipios de Tamiahua, Cerro Azul, Naranjos y Álamo Temapache.

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

La almohada de un hombre honesto es la paz de su conciencia.

— John Cougar Mellencamp
Escanea el código