Seleccionar página

Anuncio

¿Por qué la Marihuana no se industrializa?

por | Jul 4, 2012 | Artículo

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

Royal Garden Hotel

Proximamente en la Calzada, 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Hotel May Palace

Avenida Benito Juárez #42 Centro, Tuxpan, Ver. – +52(783)834.8881 – (783)104.0381

Por: Olallo Rubio

Se preguntarán muchos de ustedes… ¡De ninguna manera estoy promoviendo el consumo de marihuana!, sólo creo que vale la pena cuestionar este tipo de situaciones excesivamente contradictorias que ponen en evidencia la doble moral tan descarada que aquellos círculos de poder que controlan nuestra civilización. Por eso pregunto: ¿por qué la marihuana no se legaliza? ¡Sería un excelente negocio! Abierto y establecido.

La respuesta es complicada y nada clara, pero sabemos que el narcotráfico ¡YA ES UN EXCELENTE NEGOCIO! Y tiene muchos socios en áreas de comercio abiertas y establecidas, y socios en los ejércitos de diferentes países, así como de sus gobiernos. Pero esa respuesta no es suficientemente convincente, algunos dicen que la marihuana fue penalizada por reprimir a las minorías negras y chicanas en Estados Unidos, vinculado el hábito de usar marihuana con las características étnicas y sociales.

Un claro ejemplo de racismo típico de Estados Unidos, y para dividir entre las drogas de razas pueriles y las drogas de razas civilizadas, y expandir el mercado de opiáceos en manos de la mafia (muy ligado a altos mandos de organizaciones e instituciones de seguridad de Estados Unidos). Las asociaciones de consumo de marihuana con conductas criminales son un error histórico y una manipulación de información, pues no existen correlaciones probadas que afirmen dicha asociación.

Existen millones de delincuentes y criminales que consumen marihuana, así como también existen abogados, diputados, músicos, arquitectos, escritores, presidentes, maestros, académicos, sacerdotes, empresarios o doctores, que también la consumen; así como también hay delincuentes que NO CONSUMEN marihuana, incluso existen muchos narcotraficantes que no consumen su producto y mucho menos si se trata de su propia mercancía.

En el caso particular de la marihuana, ésta se ha satanizado, la información ha sido manipulada para que sea relacionada con acciones violentas o criminales, cuando en realidad se trata de la droga pacífica por excelencia, la droga de los Hippies, la droga de Bob Dylan… En 1910 el ejército de Pancho Villa le arrebata al magnate de la prensa William Randolph Hearst, 800 acres de tierra que tenía en México por lo que inicia una campaña a través de su red de periódicos que desarrolla la teoría de que los mexicanos y negros se transformaban en bestias salvajes cuando fumaban marihuana.

Randolph Hearst quién fuera satirizado por Orson Welles en la Película «Ciudadano Kane» de 1941 (gran película) utilizaba la palabra marihuana que empleaban los mexicanos para referirse al cannabis, al cáñamo. Para que la gente no se diera cuenta de que lo que realmente quería prohibir era una planta altamente productiva y útil (cómo el cannabis) sus campañas sensacionalistas tuvieron un peso decisivo en la prohibición de la marihuana. A este argumento racista, se le añade el que se le originó en los salones de Los Ángeles o Nueva Orleans, dónde además de fumar hachís se escuchaba jazz (o al revés, además de escuchar Jazz. se fumaba hachís).

Las mentes puritanas de la época empezaron a decir que los negros de estos lugares, cuando fumaban marihuana se convertían en insolentes, llegando a mirar ¡DOS VECES! a una mujer blanca, o atreverse a PISAR la sombra de un blanco, motivos que, aunque, absurdos e increíbles, son ciertos y llegaron a costarles la libertad a muchos, muchos, muchos negros… uno de ellos fue Louis Armstrong, el cual permaneció 10 días en la cárcel… ¿por qué? Por fumar marihuana…

Extracto del Podcast 15 de la Primera Temporada de Olallo Rubio. Para más información, utilice su programa preferido de intercambio de archivos como limewire, ares o e-mule y busque: Podcast Olallo Rubio.

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

Hechos Históricos
Efeméride: 1803 Después de casi un año, inauguran en Tuxpan la iglesia que comenzaron a remodelar en 1830.
Efeméride: 1844 Siendo arrendatarios los Señores Joaquin Quijano e Ignacio Toledano, de las haciendas de la Asunción y Santiago de la Peña, al Sr. Ignacio Toledano le llegaron noticias que alguien compraría las mencionadas haciendas, y con el fin de evitar que los que vivían ahí se convirtieran en tributarios, de especuladores sin conciencia, en unión de otras personas se dirigió a Don Luis García Torvel, propietario de las fincas, del cual obtuvo la preferencia de venta, procurando que la compra la hicieran todos los vecinos, para que todos tuvieran el mismo derecho, no siendo así ya que únicamente quinientos ochenta y tres individuos, consintieron la compra la cual fue avalada por el Ayuntamiento, representando a los parcioneros o accionistas, previa autorización dada por la Excelentisima Asamblea Departamental el cuatro de Octubre de este año con una cuota de $25.00 (veinticinco pesos) por accionista. Por esta fecha se consideró necesario hacer una reconstrucción de la Iglesia y se levantaron un poco las actuales paredes que eran demasiado bajas para su dimensión y se comenzó a techar con teja, la obra se hizo con donativos de los feligreses, dicha obra se concluyó en el año de 1853 siendo Cura el Bachiller Don Pedro Luis Mario, siendo sus características las siguientes: largo sesenta y una varas, diez y siete y media de ancho, consta de catorce columnas y su interior quedó inicialmente iluminado por varias ventanas (catorce). Esto sucedió en el primer semestre del ya mencionado 1855.

Cita al azar

No me preocupan los gritos de los deshonestos, de la gente sin escrúpulos y de los delincuentes, más me preocupa, el silencio de los buenos.

— Nelson Mandela
Escanea el código