Seleccionar página

Anuncio

Nina Ozuna, la tuxpeña que se atrevió a cruzar el río

Nina Ozuna, la tuxpeña que se atrevió a cruzar el río

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Royal Garden Hotel

Proximamente en la Calzada, 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

Notaria 10

Lic. Carlos Alberto Blanco Oloarte, Notario Público Número 10 y del Patrimonio Inmobiliario Federal Tuxpan, Veracruz +52(783)834.3636

Hotel May Palace

Avenida Benito Juárez #42 Centro, Tuxpan, Ver. – +52(783)834.8881 – (783)104.0381

  • Productora y coordinadora de documentales. 
  • Ha realizado muestra de cine, documental y fotográfica

Por Francisco Vargas Perales

Tuxpan, Ver. Nina Ozuna, tuxpeña, de profesión arquitecta, es una persona que desde muy niña salió de Tuxpan llevada por sus padres a otras ciudades de la república, situación que la hizo conocer otras personas, otras costumbres, otros rostros que le llamaban mucho la atención, por lo cual, pese a su profesión de arquitecta que logró estudiar, se dedicó a la fotografía para captar los rasgos de tristeza, de júbilo, de melancolía, de las personas, lo que también hizo que se dedicara a hacer cine, Nina como productora y coordinadora de muestras cinematográficas se queda con el reflejo de la mirada de los mexicanos como en la muestra “Miradas del cine itinerante” y una mirada corta. Le preguntamos  ¿Quién es Nina Ozuna?

-¿Quién es Nina Ozuna?

– Soy una mujer tuxpeña, salí de este puerto desde muy niña llevada por mis padres a otras ciudades de la república, debido al trabajo de mi padre llegamos a vivir en Xalapa, Puebla, Cuernavaca, soy de profesión arquitecta y actualmente vivo en Xalapa, mi carrera profesional la he hecho ahí, vengo a disfrutar de Tuxpan cuando tengo tiempo y ahorita se ha dado en traer lo que es el cine y para mí es un gusto estar en mi lugar de nacimiento.

– ¿Por qué Nina se dedica al cine y es arquitecta?

– Yo trabajé en una dependencia de gobierno, pero nunca pensé como una mujer atrás de un escritorio esperando una jubilación, cuando yo trabajaba en esa dependencia gubernamental tenía que salir a las comunidades, entonces me llevaba la cámara y empezaba a captar esos rostros de las personas,

sentía que me llevaba algo de ellos y se dio que impartieran un diplomado en cinematografía dirigido a los jóvenes, acabada de llegar a la ciudad y fui una del grupo, éramos como sesenta y ahí hice mi primer cortometraje y así empecé a darle movimiento a las imágenes, en el cine.

– ¿Lo que Nina ha hecho le ha dejado mucha satisfacción?

– Sí, por supuesto, yo creo que el simple hecho de que la gente se lleve algo o diga que en el documental se vea identificada, todo lo que sucede en Latinoamérica nosotros lo sentimos, es algo apegado a la realidad que estamos viviendo.

-¿Qué le gustaría hacer a Nina? ¿Acaso le ha quedado algo en el escritorio?

– Yo siento que el gobierno debería de voltear un poquito a nosotros que estamos trabajando, y apoyarnos, porque básicamente todas estas cosas que están sucediendo en el país es debido a la falta de cultura, vemos que la cultura se va relegando, hay pocos espectáculos culturales en la ciudad y esto hace que las personas que hacen arte se vayan alejando.

-¿Nos va a seguir visitando?

– Yo creo que sí, también creo que uno regresa siempre al lugar donde nació.

-Para mí Nina Ozuna es la mujer que se atrevió a cruzar el rio para tratar de triunfar en otras ciudades.

-¿Qué hace Nina Ozuna ahora en Tuxpan?

– Ahorita estoy presentando cine documental con la federación CTM, los trabajadores de los sindicatos tienen acceso de ver este tipo de cine que se trae para ellos.

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

Traten de dejar el mundo en mejores condiciones que las que tenia cuando entraron en el…

— Baden Powell
Escanea el código