Seleccionar página

Monólogo del embarazo

Monólogo del embarazo

Marina Cobia

Boat Garage - Pensión de Lanchas - Carretera a la Barra Norte KM 7 en la Calzada, Tuxpan, Ver. Teléfono: (783)102.4225 - Correo Electrónico:...

Notaria 10

Un notario es un funcionario público con estudios en derecho cuya intervención otorga carácter público a los documentos privados y los autoriza a...

FARMACIAS INDEPENDENCIA

Descuentos Reales y el Mejor Servicio Todo el Año. Las Farmacias Independencia en Tuxpan, Veracruz, un concepto joven pero con abolengo. Tienen para...

HILDA GAS

Utiliza el GPS para ir a Hilda Gas en Carretera Tuxpan - Tampico Km 4.5 Colonia Universitaria, Tuxpan de Rodríguez Cano, Veracruz Utiliza tu...

Pizzas Mama Mia

Haz click en el botón para llamar al (783)834.1033 Pizzas MamaMia y pedir una deliciosa PizzaHaz click en el botón para que el GPS del celular te...

¿Alguna vez han oído decir que cuando estas a punto de morir te pasa toda tu vida por delante? Pues no es el único momento…

El otro día mi novia me dijo:

– Mi amor, no me baja…

Ustedes se podrán imaginar, ¡el mundo se detuvo! Ya sé que estas cosas pasan, ¿pero que me pasen a mí?, ¡a mí!, que cuando me decían que “el importado” se casó con la novia porque quedó embarazada yo decía:

– ¡Que menso!  ¡Con la cantidad de cosas que hay para que no te  pase eso!

Sin ir más lejos, la marcha atrás es mi método. Yo ya sé que muchos me envidian. Es que yo soy partidario de lo natural; neurópata, digamos. Se trata de un control, una pericia, una  concentración… Lo que pasa es que hace dos semanas iba yo a mi ritmo… Suave, suave, haciendo la tabla del diecisiete: «Diecisiete por uno diecisiete, diecisiete por dos treinta y cuatro…«. ¡Claro!, ¡lo que pasa es que también está la eyaculación precoz!  Tengo una técnica infalible para eso. Si veo que voy muy apurado, pienso: «Elba Esther, Elba Esther, Elba Esther…»  y me relajo. Y si veo que la cosa baja, pienso: «Sugey Abrego, Sugey Abrego, Sugey Abrego...» y en verdad… ¡da gloria verme!

Bueno, como decía, iba yo a mi ritmo, diecisiete por una diecisiete, diecisiete por dos treinta  y cuatro… y en el momento clave a ella le dio tos y claro, empezó a agitarse y me rompió el ritmo. ¡Menso!, yo  controlo, pero, ¡si ella se pone a improvisar!…

De todas maneras, tiene que ser un retraso.  Como mucho se me pudo escapar un espermatozoide, ¡dos como máximo!…  ¡También sería casualidad que encontrasen el camino con la oscuridad que debe haber ahí adentro!  El caso es que cuando ella te confiesa:

-Todavía no me baja mi amor…

¡Se te viene el mundo encima!, tanto, ¡que empiezas a decir idioteces!:

– A lo mejor te bajó y no te diste cuenta, digo yo.

– A lo mejor te volviste tarado y tampoco te diste cuenta, dice ella.

En esas situaciones es cuando se demuestra que los hombres no tenemos ni idea:

– ¿Estás segura de que contaste bien los días? mira que este año es bisiesto, le digo yo…

– Estamos en octubre idiota, dice ella.

– A lo mejor lo estás arrastrando desde entonces, le digo…

– ¿Eres estúpido o estás practicando?, me dice ella.

Viendo su forma de contestar pienso: Huy, qué susceptible estás… ¡Eso es que te va a bajar!

Pero no le baja, y tu vida cambia, porque en la calle no ves más que mujeres embarazadas. Bueno, ¡te cambia hasta el humor!  Antes, cuando salían en la tele anuncios de toallitas femeninas, hacías bromas. Ahora no…

Ahora se hace un silencio sepulcral… una tensión… Estás tan nervioso  que no puedes ni trabajar… ¡brrrr! La llamo cada cinco minutos:

– ¿Te bajo?…

– ¡No! Y deja de llamar que me pones nerviosa…

Así que me meto en Internet a buscar información. A ver, a ver: http://www.menstruacion.com y te sale el guión de «monólogos de la vagina«.

Vamos a probar otra cosa… http://www.retraso.com y te sale los horarios de los autobuses, aviones, combis y demás transportes para que llegues siempre a tiempo.

Descarto la opción de Internet, y es que en Internet no se navega. Si no sabes buscar, no encuentras nada, entonces se naufraga… Cada vez vamos peor, y cuando más desesperado me pongo y quiero distraerme ¿qué hago entonces? pongo la televisión y me aparece el Dr. Simi que me invita a reflexionar sobre la crianza de los hijos. Apago la tele porque veo que tampoco me va a ayudar…

¿Qué hago entonces?, la vuelvo a llamar. – ¿Ya te bajo mi amor?

– ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!

Así es que me compro la revista «forotuxpan«, y en esa revista viene un artículo que se llama «La menstruación, tu mejor amiga«. ¡Bueno,  por  fin algo científico! Y me pongo a leer: «El estrés y los nervios, pueden atrasar la regla«. Ya está, voy a tranquilizarla, dejo la revista en la sala  y la llamo:

– ¿Hola?, dice ella.

– Oooooooooooooommmmmmm…., digo yo para tranquilizarla.

– ¿Quién es?, pregunta ella confundida.

– Te pesan los párpados….., agrego yo.

– ¿Eres tú…? ¿Eres tú, idiota?, dice ella.

– Oooooooooommmmmmm….. Imagínate una pradera, con pajaritos… pío, pío, pío….

¡Qué cosa!, ¡me colgó! ¿Así, cómo le va a bajar?… Si no colabora…

Entonces uno ya no sabe qué hacer. Cuando llega al departamento, antes de abrirle le digo por el intercomunicador:

– ¿Ya te bajó mi amor?

– ¡Quieres abrirme, pedazo de estúpido!

Cuando entra al departamento con el Predictor en la mano, me grita:

– ¡Si salen dos rayitas… te lo corto!…

En esos diez minutos te puedo asegurar que te acuerdas de todas las rayitas que han marcado tu vida: los unos de las matemáticas, los fideos de mamá, las líneas de la mano, el condón que no te pusiste…

Llega un momento en que estás tan nervioso que no quieres ni verlo, y te vas para intentar relajarte: «Diecisiete por uno diecisiete,  diecisiete por dos treinta y Oooooommmmm…. pío, pío, pío… ¡Sugey Abrego, Sugey Abrego, Sugey Abrego!»… ¡Salió del baño sonriendo!

Menos  mal que no salieron las rayitas, y claro, con la alegría del momento nos dimos con todo, así que después  del susto lo hicimos con condón, porque según el Dr. Boussart, un condón es muy seguro, tiene un 97 por ciento de confiabilidad. Así que no hay  problema,  ¡cuando lleve 97 me lo cambio y ya está!

Parecería broma, pero hay muchos jóvenes que todavía no consideran “cuidarse” cuando tienen relaciones sexuales. En todos los centros de salud del gobierno, los anticonceptivos son gratuitos, simplemente quítense ese tabú de la cabeza (“¡Es que me da pena!” – pero a la hora de estar con el novio/a, ¡son bien aventados!) y vayan,  ahí los aconsejarán para que en determinado momento no vayan a tener un embarazo no deseado, o se contagien de una enfermedad venérea… ¡no tienen ni que gastar dinero!…

Comentarios

Sobre el Autor

Redacción

Publicando artículos electrónicos desde Abril de 2006, y con más de 99 mil revistas distribuidas en la ciudad de Tuxpan, Veracruz y sus alrededores.

Regidurías

  • Regiduría PrimeraRegiduría Primera
    Comisiones: Hacienda y patrimonio municipal, comunicaciones y obras publicas, desarrollo …
  • Regiduría NovenaRegiduría Novena
    Mónica Guadalupe Ortíz Blanco. COMISIONES: Bibliotecas, fomento a la lectura …
  • RegidurÍa SextaRegidurÍa Sexta
    C.P. Juan Francisco Cruz Lorencez - Fomento deportivo, comercio, centrales …
  • Regiduría SegundaRegiduría Segunda
    Lic. Roberto López Arán - Comisión de Cultura, Actos Cívicos, …
  • Regiduría OctavaRegiduría Octava
    Ing. Jorge Rafael Álvarez Cobos - Turismo, agua potable, drenaje, …

Certificado

Cita al azar

No hay nada que un hombre no sea capaz de hacer cuando una mujer le mira

— Casanova

Suscribete

Grupos Sociales

 
CHISME TUXPEÑO ®️
Grupo Privado · 37,144 miembros
Unirte al grupo
El grupo de Noticias más prestigioso del Norte de Veracruz Comienza de Nuevo.
 
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?