Seleccionar página

Anuncio

LOS BERRINCHES DE ALEJANDRO CÁRDENAS

LOS BERRINCHES DE ALEJANDRO CÁRDENAS
  • Palo dado sólo el Director lo quita…

Decían los abuelos, con la sabiduría que les caracterizaba, que cuando ya hiciste todo para merecer algo ni diosito te lo quitaba porque no era parte de su justicia divina. Parece ser que esto no lo entiende el Ing. Alejandro Cardenas Bautista, director, casi casi emperador o monarca absoluto del CETMAR, mismo que al ser increpado por los padres de familia derivado esto de los turbios manejos de las cuotas de inscripción subsanadas por ellos de una forma voluntariamente a fuerzas, el absoluto realizó coctel de bilis y berrinche por no tener una respuesta pronta y claridosa sobre los tejes y manejes de los dineros, por cierto, una cantidad bastante jugosa (poco más de 2 millones de pesos).

El que dirige las riendas se niega a responder por el dinero y como látigo castigador siembra el terror entre padres de familia e hijos, sentenciando que romperá la tradición de la fiesta de graduación, misma que los padres pagan en semestres anteriores al sexto, siendo ya parte de la celebración que los de segundo y cuarto patrocinan a los estudiantes salientes, es decir, los estudiantes que hoy egresan “pagaron” ya durante su estadía en semestres anteriores su merecido canto de las golondrinas en ese plantel.

El “Direc Precioso” aparte de mal manejar los quincos de padres y muchachitos también hace chicharrón de recursos por lo ingresado a las arcas de la institución a través de la cooperativa comercial.

Desde aquí hasta allá le mandamos un exhorto al todopoderoso director para que entregue cuentas claras del dinero que no le pertenece, y asimismo que recuerde aquellos ayeres en los que ilusionado estuvo a la espera de la tan ansiada celebración de su graduación, en la que apostamos, hasta su vals bailó gustoso y en la que hasta una que otra rolita de bronco le hizo menear el cambambo.

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía

— José Martí
Escanea el código