Seleccionar página

Anuncio

LA REGIA Y LA TAMIAHUERA

Una Regia ve a su amiga Tamiahuera muy bien arreglada y le pregunta:

-¿Pos cómo le haces? a mí, mi marido nada me compra.

-Fácil –contestó su amiga. Un día que mi marido estaba tranquilo disfrutando de su periódico y su vasito de güisky on di rocs, me desnudé, tomé mi bolso, me le paré enfrente y le dije: Viejito, voy al Super, ¿se te ofrece algo? Alarmado mi marido como puede suponerse, casi me gritó: ¿y cómo te vas a ir así? Le contesté que no tenía nada que ponerme… y desde entonces nada me falta.

La mujer regia quiso seguir la estrategia de su amiga y regresando a Monterrey, un día esperó que su marido se sentara a leer tranquilo el periódico y con su chela fría en la mano. Se desnudó, tomó su bolsa, se le plantó enfrente y sin más le dijo:

-Viejo, voy al Súper, ¿se te ofrece algo?…

El marido más que alarmado le espetó:

-¿Y cómo te vas a ir así, vieja?

-Es que no tengo nada que ponerme.

Y le dice el regio:

-¡Pos de perdida rasúrate!…

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

Me lamentaba de no tener mejores zapatos, hasta que vi un hombre que no tenia pies…

— Proverbio Japonés.
Escanea el código