Seleccionar página

Anuncio

LA MUERTE DEL INGENIERO

LA MUERTE DEL INGENIERO

Resulta que murió un Ingeniero y se fue a  reportar a las puertas del Cielo. San Pedro vio su archivo y  dijo:

-Tú no estás en mi lista.

De modo que el Ingeniero bajó a la  puerta del infierno y le dieron alojamiento inmediatamente. Poco tiempo  pasó y el Ingeniero se cansó de padecer las miserias de Infierno, y se puso a  diseñar y construir mejoras. Al cabo de unos meses ya tenían aire  acondicionado, inodoros con drenaje, escaleras mecánicas, equipos electrónicos,  redes de telecomunicaciones, etc. El ingeniero se hizo con una muy buena  reputación. Un día Dios le habló al Diablo por teléfono y, con tono de  sospecha, le dijo:

-¿Y qué tal van las cosas por el Infierno?

El  diablo le pasó el dato inmediatamente:

-¡Estamos a toda madre! Tenemos  aire acondicionado, inodoros con drenaje, equipos electrónicos y mi nueva  dirección de e-mail es: satan@…, y  todo esto se lo debo a un ingeniero muy diligente que me ha caído últimamente…

-¿Qué? ¿Tienes un Ingeniero? Eso es un error, nunca debió haber  llegado allí un  ingeniero. Me lo mandas para acá  inmediatamente

-¿Estás loco?… Me gusta tener un Ingeniero en la  organización y me voy a quedar con él eternamente.

-¡MÁNDALO PARA ACÁ O  TE DEMANDO!! -le gritó Dios.

El diablo, con la visión nublada de la tremenda carcajada que soltó, le contestó a Dios:

-Sí, cómo no, y,…  solamente por curiosidad, ¿de dónde vas a sacar a un abogado? ¡SI TODOS ESTÁN AQUÍ!

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Regidurías

Cita al azar

El verdadero discípulo es el que supera al maestro.

— Aristóteles
Abrir chat