Seleccionar página

Anuncio

LA FÁBULA DEL REY Y EL BURRO

LA FÁBULA DEL REY Y EL BURRO

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Hotel May Palace

Avenida Benito Juárez #42 Centro, Tuxpan, Ver. – +52(783)834.8881 – (783)104.0381

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Notaria 10

Lic. Carlos Alberto Blanco Oloarte, Notario Público Número 10 y del Patrimonio Inmobiliario Federal Tuxpan, Veracruz +52(783)834.3636

Royal Garden Hotel

Proximamente en la Calzada, 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Había una vez un rey que quería ir de pesca. Llamó a su pronosticador del tiempo y le preguntó el estado del mismo para las próximas horas. Éste lo tranquilizó diciéndole que podía ir tranquilo pues no llovería.

Como la novia del monarca vivía cerca de donde éste iba a ir, se vistió con sus mejores galas. Ya en camino se encontró con un campesino montado en su burro quien al ver al rey le dijo: “Señor es mejor que vuelva pues va a llover muchísimo.”

Por supuesto el rey siguió su camino pensando: “Que sabrá este tipo si tengo un especialista muy bien pagado que me dijo lo contrario. Mejor sigo adelante.” Y así lo hizo. Y, por supuesto llovió torrencialmente. El rey se empapó y la novia se rio de él al verlo en ese estado.

Furioso volvió a palacio y despidió a su empleado. Mandó llamar al campesino y le ofreció el puesto pero éste le dijo: “Señor, yo no entiendo nada de eso, pero si las orejas de mi burro están caídas quiere decir que lloverá”

Entonces el rey contrató al burro. Así comenzó la  costumbre de contratar burros como asesores que desde entonces tienen los puestos más remunerados en el gobierno…

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

La felicidad es como una mariposa. Mientras más la persigues, más huye. Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en ti…

— Nathaniel Hawthorne.
Escanea el código