Seleccionar página

Anuncio

La Boleta de Calificaciones

La Boleta de Calificaciones

¿Ya estas listo para el Día de la Marina Mercante?

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

Notaria 10

Lic. Carlos Alberto Blanco Oloarte, Notario Público Número 10 y del Patrimonio Inmobiliario Federal Tuxpan, Veracruz +52(783)834.3636

Hotel May Palace

Avenida Benito Juárez #42 Centro, Tuxpan, Ver. – +52(783)834.8881 – (783)104.0381

Royal Garden Hotel

Proximamente en la Calzada, 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

 

Era miércoles 7:00 a.m., llegué puntual a la escuela de mi hijo. No olviden venir a la reunión, es obligatoria  (fue lo que la maestra escribió en el cuaderno del niño)

¡Qué se cree esa maestra! ¿Cree que podemos disponer del tiempo a la hora que ella diga? Si supiera qué importante era la reunión que tenía a las 6:30 a.m., de aquí dependía un buen negocio y… ¡Tuve que cancelarla!…

Ahí estábamos todos, papás y mamás, la maestra empezó puntual, agradeció nuestra presencia y empezó a hablar.
No recuerdo qué dijo, mi mente estaba pensando cómo resolver lo de ése negocio.

¡Javier Rodríguez!… escuché a lo lejos. ¿No está el papá de Javier Rodríguez? dijo la maestra.

  • ¡Sí, sí, aquí estoy! Contesté pasando a recibir la boleta de mi hijo.

Regresé a mi silla y me dispuse a verla:

¿Para esto vine? ¿QUÉ ES ESTO?…

La boleta estaba llena de 08’s y 07’s. Guardé las calificaciones inmediatamente, escondiéndola para que ninguna persona viera las porquerías de calificaciones de mi hijo.

De regreso a la casa aumentó más mi coraje a la vez que pensaba… ¡Si le doy todo! ¡Nada le falta! ¡Ahora sí le va a ir muy mal!… Me estacioné y salí del carro, entré a la casa, tiré la puerta y grité:

  • !Ven acá Javier!

Javier  estaba en su recámara y corrió a abrazarme.

  • ¡Papi!…
  •  ¡Qué papi, ni que nada! -Lo retiré de mí, me quité el cinturón y no sé cuantos correazos le dí, al mismo tiempo que decía lo que pensaba de él. ¡Y te me duermes en este momento!… Terminé.

Javier se quedó llorando, su cara estaba roja y su boca temblaba. Mi esposa no dijo nada, solo movió la cabeza negativamente y se fue…

Cuando me fui a acostar, ya más tranquilo, mi esposa me entregó otra vez la boleta de calificaciones de Javier, que estaba dentro de mi saco y me dijo: Léela despacio y después toma una decisión…

Esta decía así:

 

Me levanté y corrí a la habitación de mi hijo, al verlo quise llamarlo y se me hizo un nudo en la garganta y dos gruesas lágrimas rodaron por mi mejilla en ese instante lo abracé y lloré… Quería regresar el tiempo, pero era imposible…

Javiercito abrió sus ojos, aún estaban hinchados por sus lágrimas, me sonrió, me abrazó y me dijo: ¡Te quiero papi!… Cerró sus ojos y se durmió…

¡Que duro es ver nuestros errores como padres desde esta perspectiva!… ¡Démosle el VALOR a lo que realmente es de valor para nosotros: ¡NUESTRA FAMILIA!

HAY MUCHAS PERSONAS QUE DESEAN UN HIJO Y NO LO TIENEN, TU TIENES UNA: FAMILIA APRECIALA, AMALA, COMPRÉNDELA.

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

No estoy tan enamorado de mis propias opiniones para que ignore lo que los demás puedan pensar acerca de ellas

— Copérnico