Seleccionar página

Anuncio

Juan y el Oso

Juan y el Oso

Notaria 10

Lic. Carlos Alberto Blanco Oloarte, Notario Público Número 10 y del Patrimonio Inmobiliario Federal Tuxpan, Veracruz +52(783)834.3636

Royal Garden Hotel

Proximamente en la Calzada, 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Grúas Tuxpam

Carretera México-Tuxpan KM 346 Santiago de la Peña, Tuxpan, Ver. -834.2090 – 834.0353 y 834.2151

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Hotel May Palace

Avenida Benito Juárez #42 Centro, Tuxpan, Ver. – +52(783)834.8881 – (783)104.0381

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Juan fue a cazar osos, y al encontrarse con un pequeño oso de color marrón le disparó.

Entonces sintió un golpecito sobre su hombro y al darse vuelta, vio un gran Oso Negro que le dijo:

Tienes dos opciones; o te golpeo hasta la muerte o nos entendemos con sexo…

Juan decidió agacharse.

Aunque se sintió dolido por 2 semanas, rápidamente se recuperó y juró venganza, por lo que inició otro viaje para encontrar al Oso Negro y cuando por fin lo encontró le disparó.

Entonces sintió otro golpecito en el hombro.

Esta vez un enorme Oso Grisáceo estaba a su derecha.

«Esto te va a doler más a tí que a mí pero tienes dos opciones; o te golpeo hasta la muerte o nos entendemos con sexo«.

Otra vez Juan pensó que era mejor perder su dignidad que su vida.

Pasaron muchos meses hasta que logró recuperarse… Ultrajado, se dirigió de nuevo al bosque con una sola meta: ¡¡Venganza!!.

Logró encontrar la pista del Oso Grisáceo, lo ubicó y le disparó.

De nuevo sintió un golpecito en el hombro, se giró y vio un gigantesco Oso Polar, que mirándolo fijamente le dijo:

ADMITELO JUAN, ¡TU NO VIENES A CAZAR!

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

Estar preparado es importante, saber esperarlo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida

— Arthur Schnitzler
Escanea el código