Seleccionar página

Anuncio

EL VENTRÍLOCUO EN TAMIAHUA

Un día estaba un ventrílocuo paseando por tamiahua, cuando vio a un pastor con sus chivos y decidió hacerle una broma. Le dijo al pastor:

-Señor… ¿Sabes qué tus chivas hablan?

-Claro que no, ¿cómo van a hablar?

-Vas a ver. A ver tú, la blanquita, ¿cómo los trata el pastor?

Y el ventrílocuo proyecta su voz y dice:

-Se la pasa de flojo. Nos pega mucho y a veces nos deja sin comer.

Al pastor se le salían los ojos, mientras el ventrílocuo les preguntaba a otras chivas y todas contestaban lo mismo. En eso, el ventrílocuo se acerca a una chivita negra y el pastor le dice:

-A esa no te molestes en preguntarle. Ese animal es bien mentiroso, ¡TE VA A DECIR QUE ME LA ANDO TIRANDO!

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

Prefiero ser una gotita de amor, en un mar de amargura

— Madre Teresa de Calcuta
Escanea el código