Seleccionar página

Anuncio

El show del gran elefante

Después de una larga travesía, dos marineros llegan al puerto y lo primero que hacen es dirigirse al bar a tomarse unos tragos. Al rato de estar, el dueño del bar dice:

«Ahora damos inicio al show… 2,000 pesos al que haga llorar al gran elefante!»

Pasan varios y los intentos son en vano. Entonces un marinero le dice al otro: «Esos 2000 pesos son míos.» Sale el marino a la calle, busca dos hermosas piedras y regresa donde el gran elefante y se le pone de frente con las piedras en las manos levantadas, enseñándoselas… se va detrás del elefante y le pega en los huevos como si estuviera con platillos… resultado, el gran elefante era una mar de llanto… el escándalo, el dueño afligido… «qué barbaridad, me lisiaste a mi elefante, toma y no regreses…»

Al cabo de varios años, regresa el mismo marino al mismo puerto y se dirige al bar, entra y está el mismo show del gran elefante… da inicio y dice el dueño: «4000 al que haga! decir al gran elefante primero SI y después NO.»

Entonces nuestro marinero dice: «esos 4000 son míos…»

Pero apenas se levanta, el dueño lo encara y le dice que él no porque la última vez le ocasionó mucho daño al elefante. «No se preocupe, no le haré ningún daño.» Sale a la calle, recoge dos hermosas piedras, una en cada mano, se pone enfrente del gran elefante y le dice: «Elefantito… te acordás de mi…» y el elefante asustado levanta el moco y sacude la cabeza indicando «Sí.» «¿Querrés que te lo vueva hacer?» Y el elefante sacude la cabeza: «¡NOOOO!»

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Regidurías

Cita al azar

Actuar sin saber te lleva directamente al precipicio.

— Ray Bradbury
Abrir chat