Seleccionar página

Anuncio

El Señor Conde

Llega el Conde a su mansión.

El mayordomo atentamente le abre la puerta, agacha su cabeza y reverencialmente lo saluda:

– Adelante, ¡Bastardo, pendejo Animal!, ¿de dónde mierda viene el «Señor Conde», con esa cara de ojete?.

A lo que el Conde sonriente le contesta:

– De comprarme un audífono, Perkins… ¡Estás despedido!…

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Un día como hoy…

No Events

Cita al azar

Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar

— Gabriel García Márquez
Escanea el código