Seleccionar página

Anuncio

EL MARIDO FLATULENTO

por | Oct 7, 2013 | Humor, Revista

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Hotel May Palace

Avenida Benito Juárez #42 Centro, Tuxpan, Ver. – +52(783)834.8881 – (783)104.0381

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Notaria 10

Lic. Carlos Alberto Blanco Oloarte, Notario Público Número 10 y del Patrimonio Inmobiliario Federal Tuxpan, Veracruz +52(783)834.3636

¿Estas listo para el Día de MUERTOS?

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

Esta era una pareja que llevaba varios años de feliz matrimonio.

La única fricción; era la costumbre del marido de tirarse un sonoro pedo cada mañana al despertarse.

El ruido despertaba a la señora y la hediondez la hacía toser descontroladamente.

Todas las veces ella le suplicaba dejara de hacerlo pues le descomponía el ánimo por varias horas, pero él seguía lanzándolos igual. Su argumento era que él no podía evitarlo y que además era algo de lo más natural. Ella siempre le sugería que fuera a ver un doctor, pues pensaba que algún día se le iban a salir las tripas (intestinos).

Así transcurrían los días, las semanas y los meses. Y cuando llego el 1o de Noviembre, ella se levantó muy temprano a preparar el mole con pollo, mientras él seguía durmiendo profundamente. Cuando terminaba de aderezarlo, echó una mirada al cesto donde había puesto todos los desechos del animal, y una idea maliciosa se le vino a la cabeza.

Tomó el recipiente, y subió sigilosamente al cuarto. Con mucho cuidado levanto las sábanas, le bajó los calzoncillos, y le puso entre las nalgas, los intestinos, páncreas y demás tripas del pollo. Le subió los calzones, volvió a cobijarlo y se fue a la cocina.

Después de un rato, escuchó el habitual estruendoso pedo del marido, seguido por gritos despavoridos y pasos frenéticos hacia el baño. La mujer no podía parar de reírse. Después de tantos años de sufrimiento había logrado desquitarse en una forma magnífica.

Al rato, y todavía aguantando la risa, vio a su marido bajar con los calzoncillos todos manchados y con una expresión de horror en su rostro.

Mordiéndose los labios, ella le preguntó que le pasaba.

Con lágrimas en los ojos, él respondió:

-Cariño, tenías razón, todos estos años estuviste advirtiéndome ¡¡¡y yo sin hacerte caso!!!.

-¿Que quieres decir?, preguntó ella.

-Bueno, tú siempre me decías que algún día se me saldrían las tripas de tanto tirarme pedos y… finalmente ocurrió.

-¿Qué paso, se te salieron las tripas?….-pregunto la señora con una sonrisa en los labios.

-Si vieja se me salieron las tripas… -contesto el muy consternado.

-¿Y no te dolió viejo?

-Pos casi no,.. ¡¡Me dolió mas cuando me las volví a meter!!

Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Regidurías

Cita al azar

Conservemos nuestras bocas cerradas y nuestras plumas secas hasta que conozcamos los hechos.

— A. J. Carlson
Abrir chat