Seleccionar página

Anuncio

CLASES DE ORGASMOS

por | Jul 4, 2012 | Humor, Revista

  1. Asmática:¡ahh…ahhh…ahhh!
  2. Geográfica: ¡Aquí, aquí, aquí, aquí!
  3. Matemática: ¡Más, más, más, más!
  4. Religiosa: ¡Ay Dios mío, ay Dios mío!
  5. Suicida: ¡Me muero, me muero!
  6. Homicida: Si paras ahora, ¡Te mato!
  7. Zootecnista: ¡Venga mi macho, venga!
  8. Porrista: ¡Dale…dale…dale!
  9. Profesora de inglés: Oh… yes, oh…good…
  10. Tipo Proyecto Uno:¡No pares! ¡Sigue, sigue!…¡No pares! ¡Sigue,sigue!
  11. Negativa: ¡Nooo, noooo!
  12. Positiva: ¡Sí…sí…sí!
  13. Profesora: Sí…eso…por ahí…muy bien…correcto…perfecto.
  14. Desinformada: ¿Qué es esto?… ¿Por qué?… ¿Qué me haces?
  15. Analista de sistemas: OK. El proceso ha finalizado con éxito.
  16. Clarividente: Lo siento venir… ya casi viene… lo veo, lo veo.
  17. El Orgasmo falso: «¡Ay! ¡Ay! ¡Bajate ya!»
  18. El Orgasmo confuso: «Oh sí, oh No, Oh Dios..»
  19. El orgasmo Beisbolista: «¡Me voy, me voooy, me fui!»
  20. El orgasmo profetico: «¡Me vengo; me vengoooo!»

Luego de los orgasmos pasamos a… Los momentos después del mencionado acto:

  1. El momento mexicano: «¡Te juro que es mi primera vez!»
  2. El momento secreto: «¡Júrame que no le vas a decir a nadie!»
  3. El momento optimista: «¿Me hablas mañana?»
  4. El momento adolescente: «¡Vístete, ahí vienen mis papas!»
  5. El momento hotelero: «Nunca había venido a un lugar de estos…»
  6. El momento viajero: «¿Cuando llega tu esposa?»
  7. El momento de oficina: «Entonces… ¿Si me va a dar el aumento?»
  8. El momento higiénico: «Pásame un Kleenex por favor»
  9. El momento de duda: «¿Te viniste adentro?»
  10. El momento de asombro: «¿Otra vez?»
  11. El momento social: «¿y tu como te llamas?»
  12. El momento de negocios: «¿cuanto te debo?»
  13. El momento de credibilidad: «ahora si te creo que eras virgen»
  14. El momento «guiness»: «¡y yo que creía que los burros la tenian grande!»
Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Regidurías

Cita al azar

Ha de notarse pues, que a los hombres hay que conquistarlos o eliminarlos, porque si se vengan de las ofensas leves, de las graves no pueden; así que la ofensa que se haga al hombre debe ser tal, que le resulte imposible vengarse.

— Nicolás Maquiavelo
Abrir chat