Seleccionar página

CHAVA FLORES, EL CRONISTA MUSICAL DE MÉXICO

CHAVA FLORES, EL CRONISTA MUSICAL DE MÉXICO

CHAVA FLORES, EL CRONISTA MUSICAL DE MÉXICO, A 99 AÑOS  DE SU FALLECIMIENTO

  • Fue compositor de “A que le tiras cuando sueñas mexicano”, La Bartola” y otras alegres canciones de la década de los 50’- 60’

Por Francisco Vargas Perales

A Salvador Flores Rivera, el popular “Chava” Flores (14 de enero de 1920 – 05 de agosto de 1987), es un gusto recordarlo por las canciones festivas que compuso y que reflejan la vida del mexicano, con todas sus alegrías, con todas sus vicisitudes, para sobrevivir en este México cada día más controvertido, económicamente hablando.

Podemos preguntar, qué mexicano no se ha sentido identificado con alguna canción de “Chava” Flores, que a pesar de que las dio a conocer en las décadas 50’ – 60’, todavía se siguen escuchando en algunas estaciones de radio en la ciudad de México o en los pueblos de la provincia mexicana.

Una de estas canciones que parece estar vigente, es “A que le tiras cuando sueñas mexicano”, que habla sobre la compra de los billetes de lotería y recomienda: “mejor alevántate temprano, no sueñes con hacerte rico en un momento”. Y qué decir de “La Bartola”,  la mujer que le dejan los dos pesos para que pague el teléfono y la luz. Y así se pueden enumerar muchas canciones de este compositor.

“Chava” Flores Rivera, nació en la ciudad de México en el tiempo de la posrevolución, cuando el México nuestro empezaba a restañar sus heridas causadas por la revolución mexicana y quería alcanzar el modernismo que muchos países ya estaban viviendo y que ha México se le había escapado por la guerra fratricida.

A “Chava” Flores le tocó ver este crecimiento de México y lo plasmó en casi todas sus canciones, una de estas, “Sábado Distrito Federal”.  Hijo de un capitán de fragata que tuvo que abandonar el puerto de Veracruz por problemas políticos, nace en el entonces Distrito Federal, vivió en casi todas las colonias del “D.F.”, aquel pintoresco y nostálgico Distrito Federal, hoy ciudad de México.

Radicó en la Doctores, Roma, La Rivera, La Romita, Cuauhtémoc, Peralvillo, Tacubaya, San Rafael, Santa maría la Rivera y la Hipódromo Condesa, donde el lenguaje que imperaba en esas colonias era el caló, pero eran nostálgicas para el compositor, le recordaban al México que se fue, decía “Chava” Flores que no vivió en el Castillo de Chapultepec, “porque en aquel entonces sólo se le alquilaba al presidente de la república en turno”.

El ahora considerado cronista musical de México, en su juventud fue auxiliar de contador, contador, sastre, diseñador de corbatas, mensajero, comerciante, en sociedad con un amigo tuvo una ferretera y una salchichonería y adquirió un camión de carnes, negocio que tuvo que abandonar porque no le funcionó al igual que la ferretería, nada le funcionaba bien, sólo el estómago que lo obligaba a seguir trabajando para comer y la ayuda que le proporcionaba a su madre para el pago de la renta de la casa y la escuela de sus dos hermanos.

Con la quiebra de sus dos negocios, la ferretera y la salchichonería y con el ánimo un tanto menguado, “Chava” Flores decide instalar  una imprenta y dedicarse a lo que tanto le gustaba, la música, para esto invitó a otro amigo a asociarse; en la pequeña imprenta realizó uno de sus sueños: editar la revista Álbum de oro de la Canción.

Lo anterior lo llevó a buscar intérpretes de canciones famosas y a sus compositores, a los cuales los entrevistaba para publicar sus biografías así como la letra de sus canciones,  y esto empezó a gustar al público mexicano que adquiría el álbum en los estanquillos de revistas.

De esta forma “Chava” Flores compitió en popularidad con otra revista famosa de la época, El Cancionero Picot, que se distribuía en forma gratuita y que la gente la esperaba año con año. El cancionero de “Chava” Flores duró en circulación cuatro años.

Ya entrado en el ambiente artístico, de una u otra forma, “Chava” Flores se da cuenta que tenía facilidad para componer canciones folclóricas y es así como compuso “LaBartola”. Picado por la curiosidad de ver si podía penetrar en el ambiente artístico y alternar con artistas famosos que tanto admiraba, se presenta ante la compañía disquera RCA Víctor, para ver si podían grabarle su canción.  A “Chava” lo recibieron con no muy buen talante, debido a que muchas personas buscaban la oportunidad de grabar lo que consideraban un éxito y no lo era.

Al compositor folclórico le piden que toque y cante la canción ante el director artístico de la disquera y Salvador Flores interpreta “La Bartola” que después sería muy famosa.  Al director artístico le parece bien, pero le dice que para grabar un disco, entonces de acetato y de 78 revoluciones, se necesitaban dos canciones y si podía componer otra canción igual de festiva como la que llevaba, le grabarían. Para esto le dan un plazo de cuatro días para que regresara a la casa disquera con la otra canción.

“Chava” Flores regresó a la disquera en el plazo acordado, llevaba el papel donde había escrito su composición que lo hiciera muy famoso, “Dos Horas de Balazos”.   El 11 de enero de 1952 quedó grabado el disco, posteriormente  sale a la venta siendo bien aceptado por el público, había nacido para México un compositor e intérprete de canciones que levantarían el ánimo a los mexicanos.

En el repertorio de “Chava” Flores hay más de doscientos temas que por su contenido le valió que el público le reconociera como “El compositor festivo de México”, “el cronista musical de México”,  “el compositor del barrio” y “el folklorista urbano de México”.  Quién no recuerda la canción “Sábado Distrito Federal”, “Vámonos, al Parque Céfira”, “El Gato Viudo”, por citar algunas de estas.

Cantantes famosos de aquella época le grabaron algunas de sus canciones, uno de ellos fue Pedro Infante (La Tertulia), Germán Valdés “Tín Tán” (El Gato Viudo), Los chilenos Hermanos Reyes con Teresita(“Tres Horas de Balazos”) y otros famosos. A “Chava” Flores la fama lo acompañó por mucho tiempo, actúo en 7 películas, algunas que llevaban el nombre de unas de sus composiciones, cantó en carpas y cabarets de la ciudad, ganó fama en todo el país y en Latinoamérica así como en los Estados Unidos.

Para 1976 había grabado ya 7 discos de larga duración y era dueño de la disquera Ageleste. En 1983, ya cansado del ajetreo artístico decide mudarse a la tranquila ciudad de Morelia, Michoacán, donde tenía un programa de televisión,  cuatro años después al sentir que su salud menguaba, regresa a su ciudad natal, el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, donde murió un 5 de agosto de 1987

Comentarios

Sobre el Autor

Redacción

Publicando artículos electrónicos desde Abril de 2006, y con más de 99 mil revistas distribuidas en la ciudad de Tuxpan, Veracruz y sus alrededores.

Certificado

Cita al azar

Tu felicidad depende no de lo que sucede, sino de cómo interpretes lo que sucede…

— Alejandro Jodoovsky

Noticias de Veracruz Norte

Suscribete

Anuncios

Grupos Sociales

 
CHISME TUXPEÑO
Grupo Cerrado · 4,124 miembros
Unirte al grupo
El grupo de Noticias más prestigioso del Norte de Veracruz Comienza de Nuevo.
 

El Clima HOY

A %d blogueros les gusta esto: