Seleccionar página

Anuncio

¡ADIÓS MAMÁ!

¡ADIÓS MAMÁ!

Notaria 10

Lic. Carlos Alberto Blanco Oloarte, Notario Público Número 10 y del Patrimonio Inmobiliario Federal Tuxpan, Veracruz +52(783)834.3636

HILDA GAS

¡Si necesitas GAS solamente llama al (783)112.8045 y te damos el servicio!

Royal Garden Hotel

Proximamente en la Calzada, 66 habitaciones de primera clase, alberca y otros servicios.

Pizzas Mama Mia

Pizzas Mama Mia, El auténtico sabor italiano. Servicio a Domicilio en Poza Rica, Coatzintla y Tuxpan, Veracruz.

Hotel May Palace

Avenida Benito Juárez #42 Centro, Tuxpan, Ver. – +52(783)834.8881 – (783)104.0381

Un hombre joven estaba de compras en el Drako Market, cuando notó que una viejita lo seguía por todos lados. Si él paraba, ella paraba, ¡además de quedársele viendo!
Al fin, camino a la Caja, ella se atrevió a hablarle y volteándose le dijo:
-Espero que no lo haya hecho sentirse incómodo; Es solo que usted se parece mucho a mi hijo que recién falleció…
El joven con un nudo en la garganta, replicó que estaba bien, que no había problema.
-Sé que lo que le voy a pedir es algo poco común, pero si usted me dijera “Adiós mamá” cuando me vaya del Drako Market, ¡Me haría muy feliz!
El joven sabiendo que seria un gesto que llenaría el corazón y espíritu de la viejita, accedió.
Entonces, mientras la viejita pasaba por la caja registradora se volteó y sonriendo, con la mano le dijo: ¡Adiós HIJO!
Y él lleno de amor y ternura le respondió efusivamente ¡ADIÓS MAMÁ!
El hombre, contento y satisfecho porque seguramente había traído un poco de alegría a la viejita, continuó a pagar sus abarrotes.
-Son $423.85 (le dijo la cajera).
-¿Por qué tanto? si solo llevo cinco cosas!
Y la cajera le dice:
-Si, ¡pero su MAMÁ dijo que usted pagaría por sus cosas también!…
MORALEJA: ¡NO CONFIES EN LAS MUJERES! ¡AÚN VIEJITAS SON MUY CABRONAS!
Facebook Comments Box

Sobre el Autor

Cita al azar

El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor sera para ella como para el hombre fuente de vida y no un peligro mortal

— Simone de Beauvoir