Select Page

MÉXICO NO ES CATÓLICO, ES NEOPAGANO.

MÉXICO NO ES CATÓLICO, ES NEOPAGANO.

Cuando un dios se torna sordo a las plegarias y sus instituciones terrenales se alejan del populo, los incautos siempre recurrirán a nuevas formas de calmar su incongruente y carente sentido de vida.

Aunque se podría agregar a este texto, la también recurrida búsqueda de “trabajitos o amarres” de brujas/os para mejorar la miserable vida del pagano.

Buscar ávidamente nuestro horóscopo, consultar adivinos para guiar nuestras acciones futuras, idolatrar el cuidado del propio cuerpo, las velas e inciensos, hacer ritos para generar «energía positiva», defender la vida animal y vegetal pero olvidarse de la humana, todo ello son acciones llamadas neopaganas. Pero, ¿qué significa este término? ¿Cuál es su relación con la fe del mexicano en Cristo?

Aclarando conceptos

«Pagano» es un término que puede ser entendido de diversas maneras. En los primeros años del cristianismo era usado para designar a los seguidores de los cultos anteriores a la novedad de Cristo.  Obviamente a estos paganos de la antigüedad, Cristo les entraba a palos, o con sacrificios humanos. El que no estaba en el nuevo orden mundial de la época, era vejado o si le iba muy mal: asesinado. Algunas características de estas tradiciones eran: el politeísmo, el naturalismo, el animismo y el chamanismo. Actualmente hablamos de neopaganismo. Con este término queremos describir las actitudes y creencias contrapuestas a la fe y confianza del mexicano en Cristo. No pretendemos aseverar teología, pero si nos preguntamos muchas cosas: ¿Por qué si un mexicano cree en Cristo, también puede creer en otras cosas? Asistimos a un resurgimiento de estas formas de pensar. Cada vez un mayor número de personas son presa de estas visiones que tienen muy poco de cristianas. A continuación describiremos algunas de estas formas de pensamiento.

Actitudes neopaganas

Exacerbado naturalismo.- Tener una sensibilidad ecológica es algo positivo, al mexicano lo hace más consciente del cuidado de la naturaleza. Sin embargo, cuando endiosa a  los procesos y dinámicas naturales cae en el paganismo, sustituye al Dios personal del cristianismo por un culto a fuerzas naturales. La natura lo es todo, es la base de la jerarquización de su comportamiento,  ya no confía en el Dios amor sino en las vibraciones y energías que desprenden lo vivo e inerte a su  alrededor; incluso el ser humano pierde su dignidad, es un mero títere de fuerzas y dinámicas naturales sin rostro e impersonales.  Si usted Cristiano, no sea naturista o viceversa.

Culto al cuerpo.- Uno de los principios de la sociedad mexicana actual puede enunciarse así: «apariencia es esencia». Esto ocasiona enfermedades como la vigorexia, anorexia y bulimia. Muchos mexicanos practican un excesivo cuidado del cuerpo olvidando otros aspectos humanos como el espiritual, el intelectual, el afectivo. Sólo importa lo estético y bello: que se vean y juzguen  a los demás con base en este prisma. Esto obviamente es contrario a las enseñanzas cristianas. Si usted está en este caso, ¿para que profesa una religión?

Adivinación.- Que el mexicano recurra a supuestos adivinos para «descubrir» el futuro, nos habla de una profunda desconfianza en el Dios Amor. Esto crea una ruptura entre el ser humano y Dios, exactamente lo que ocurrió con Adán y Eva. Si el hombre endiosa a la naturaleza y a las «energías» entonces debe buscar medios para controlarlas. Lamentablemente, muchos cristianos recurren a horóscopos buscando cierta confianza en su actuar. En el fondo esto nos habla de un dudar del amor divino. Si usted cree que un horóscopo le puede decir o dictar su destino, ¿Por qué cree en Dios? O Viceversa.

Cultos gnósticos.- Muy ligados al naturalismo han surgido grupos que dicen poseer conocimientos especiales para controlar las energías, vibraciones o «dinámicas espirituales». Tras un barniz pseudocientífico se esconde un pensamiento meramente mágico y fantasioso. Crean un baturrillo de ideas tomadas de diversas religiones, incluso la católica. Con esta mezcolanza pretenden enseñar a sus adeptos los secretos de la vida, la muerte, la felicidad y el poder. Todo ello lo presentan como algo novedoso. Lamentablemente muchos cristianos se dejan llevar por estas visiones supuestamente «nuevas y mágicas».

La máxima celebración papanteca es un ejemplo digno de verse. La gente se reúne en una ciudad que debería ser solo para exhibición, un museo gigante. El  año pasado (2012) lo llamaron “El Festival de la Identidad”, y me pregunto: ¿Qué identidad tenemos? ¿En realidad Miguel Bosé entenderá nuestra identidad? ¿Calle 13?

 

Comentarios

About The Author

Forotuxpan

Publicando artículos electrónicos desde Abril de 2006, y con más de 99 mil revistas distribuidas en la ciudad de Tuxpan, Veracruz y sus alrededores.

Anuncios

Cita al azar

Si quieres dejar la droga, déjala con el portero de mi edificio…

— Grafitti de Coyoacán

El Clima HOY