Select Page

La inocencia en la Cristo Rey

Llega una señorita a la iglesia a confesarse y le dice al cura:

-Padre he cometido un pecado…

-A ver hija… cuál es el pecado que has cometido…

-Bueno Padre, usted sabe padre, que yo estaba con mi novio, veníamos de una fiesta en su vochito y yo, INOCENTE Padre. A mitad de camino el me ofreció unas cervezas, yo no tomo, pero acepté. Padre, y yo INOCENTE Padre…

Después de unas cuantas cervezas el se metió por un supuesto atajo, y yo INOCENTE Padre, y en medio de un callejón, de pronto, me tomó en sus brazos, y yo Padre… empezó a besarme por todo el cuerpo, y yo INOCENTE Padre.

De pronto, me puso las piernas en las correítas de las puertas y me hizo suya dos veces seguidas Padre, y hasta ese momento fui INOCENTE Padre…

El Padre interrumpe:

– ¿INOCENTE TU?… ¡no me friegues!… ¡¡¡El inocente soy yo, que hace 25 años que tengo un vochito y recién ahora me entero para que sirven esas correítas!!!

 

Comentarios

About The Author

Redacción

Publicando artículos electrónicos desde Abril de 2006, y con más de 99 mil revistas distribuidas en la ciudad de Tuxpan, Veracruz y sus alrededores.

Anuncios

Cita al azar

El único idioma universal es el beso…

— Louis Charles Alfred de Musset

El Clima HOY