Select Page

EL FAN FROM HELL

EL FAN FROM HELL

Ford Tuxpam

Pizzas Mama Mia

Av. Juárez #45, Tuxpan, Ver. | Teléfono: +52(783)834.1033

Brighton Institute

Avenida Juárez 44, 1er piso. Pasaje del Cine Tuxpan Teléfono: (783)834.8381 y 834.5748

Centro Médico Tuxpam

¡La mejor atención con los mejores especialistas! Ambulancias de traslados local y foránea. Consulta de especialidades. Cirugía Laparoscópica Avanzada. Neurocirugía. Cardiología Intervencionista. Consulta Externa. Farmacia las 24 Horas. Urgencias Hospitalización....

Marina Cobia

Boat Garage - Pensión de Lanchas - Paseos Turísticos - Pesca Deportiva - Carretera a la Barra Norte KM 7 en la Calzada, Tuxpan, Ver. Teléfono: (783)102.4225 - Correo Electrónico:...

FARMACIAS INDEPENDENCIA

Dirección: Avenida Independencia número 4 col. Centro Tuxpan, Veracruz Teléfonos: +52(783)834.0312 | +52(783)834.6141

¿Eran muchos los nazis…? ¿Son muchos los Musulmanes fanáticos…? Ó mujeres ¿Son muchas la fans del Webmaster?

Una opinión sobre los fanáticos.

El autor de este mensaje es el Dr. Emanuel Tanay, un conocido y muy respetado psiquiatra. Un hombre, cuya familia pertenecía a la aristocracia alemana antes de la Segunda Guerra Mundial, fue propietario de una serie de grandes industrias y haciendas. Cuando se le preguntó ¿cuántos de los alemanes eran realmente nazis?, la respuesta que dio puede guiar nuestra actitud hacia el fanatismo. “Muy pocas personas eran nazis en verdad” – dijo, “pero muchos disfrutaban de la devoción del orgullo alemán”, y muchos más estaban demasiado ocupados para preocuparse. Yo era uno de los que sólo pensaba que los nazis eran un montón de tontos.

“Así, la mayoría simplemente se sentó a dejar que todo sucediera. Luego, antes de que nos diéramos cuenta, los nazis eran dueños de nosotros, se había perdido el control y el fin del mundo había llegado. Mi familia perdió todo. Terminé en un campo de concentración y los Aliados destruyeron mis fábricas…”

Se nos dice que la gran mayoría de los musulmanes sólo quieren vivir en paz. El hecho es que los fanáticos dominan el Islam, en este momento, en la historia. Son los fanáticos los que marchan.

Se trata de los fanáticos los que producen guerras. Se trata de los fanáticos que sistemáticamente masacran cristianos o grupos tribales en África y se van adueñando gradualmente de todo el continente en una ola islámica. Estos fanáticos son los que ponen bombas, decapitan, asesinan. Son los fanáticos los que toman mezquita tras mezquita. Se trata de los fanáticos los que celosamente difunden la lapidación y la horca de las víctimas de violación y los homosexuales. Se trata de los fanáticos que enseñan a sus jóvenes a matar y a convertirse en terroristas suicidas.

El hecho cuantificable y duro es que la mayoría pacífica, la “mayoría silenciosa” es intimidada e imperceptible.

La Rusia comunista estaba compuesta de los rusos, que sólo querían vivir en paz, sin embargo, los comunistas rusos fueron responsables por el asesinato de cerca de 50 millones de personas. La mayoría pacífica era irrelevante. La enorme población de China era también pacífica, pero los comunistas chinos lograron matar la asombrosa cifra de 70 millones de personas.

El individuo japonés medio antes de la Segunda Guerra Mundial no era un belicista sádico. Sin embargo, Japón asesinó y masacró, en su camino hacia el sur de Asia Oriental, en una orgía de muerte que incluyó el asesinato sistemático, a 12 millones de civiles chinos, la mayoría muertos por espada, pala y bayoneta.

Y, ¿Quién puede olvidar Ruanda? , que se derrumbó en una carnicería. ¿Podría no ser dicho que la mayoría de los ruandeses eran “amantes de la paz”?

Las lecciones de la historia son con frecuencia increíblemente simples y contundentes, sin embargo, para todos nuestros poderes de la razón, muchas veces perdemos el más básico y sencillo de los puntos: Los musulmanes amantes de la paz se han hecho irrelevantes por su silencio. Los musulmanes amantes de la paz se convertirán en nuestro enemigo si no se pronuncian, porque al igual que el psiquiatra alemán, se despertarán un día y encontrarán que los fanáticos los poseen, y el fin de su mundo habrá comenzado.

Los alemanes, amantes de la paz, japoneses, chinos, rusos, ruandeses, serbios, afganos, iraquíes, palestinos, somalíes, nigerianos, argelinos, y muchos otros han muerto a causa de que la mayoría pacífica no se pronunció hasta que fue demasiado tarde.

En cuanto a nosotros, que somos espectadores ante los eventos en desarrollo, debemos prestar atención al único grupo que cuenta: Los fanáticos que amenazan nuestra forma de vida.

Por último, a esta impecable reflexión agrego dos pensamientos descarnadamente identificados con el mensaje y que nos compete a TODOS como sociedad:

“Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena” (Mahatma Gandhi)

“No me preocupan los gritos de los deshonestos, de la gente sin escrúpulos y de los delincuentes, más me preocupa, el silencio de los buenos” (Nelson Mandela)

Comentarios

About The Author

Forotuxpan

Publicando artículos electrónicos desde Abril de 2006, y con más de 99 mil revistas distribuidas en la ciudad de Tuxpan, Veracruz y sus alrededores.